El pasado 24 de noviembre nuestra empresa asistió por primera vez como miembro de pleno derecho a la asamblea anual de socios de la Asociación Española de Biogás (AEBIG) celebrada en Madrid.

La AEBIG se dedica a promover el uso agroindustrial del biogás en este país, tanto como fuente de energía renovable, como por su potencial medioambiental en reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, y por su contribución al desarrollo y asentamiento rural.

Esta asociación también es miembro de la European Biogas Association (EBA), que ejerce una importante labor de promoción activa del uso de biogás y biometano en todo el continente europeo, con más de 200 empresas, organizaciones e institutos científicos involucrados.

https://procycla.es/wp-content/uploads/2021/11/aebig-600x600.jpg

AEBIG representa y defiende los intereses del sector de los gases renovables, fomentando la unión y colaboración de sus miembros en temas de interés común y actuando como punto focal con organismos públicos y privados tanto a nivel nacional como internacional, promoviendo y divulgando el sector en todos los ámbitos con sus diversos beneficios para la sociedad:

  • Es el vector energético que más contribuye a la economía circular.
  • Es una fuente de energía renovable de cualquier origen que se obtiene mediante la digestión anaerobia de residuos orgánicos, generando biogás para cualquiera de sus usos, eléctrico, térmico, biometano para inyección o movilidad, autoconsumo, etc.
  • La producción de bioproductos, tales como biofertilizantes, de forma sostenible.
  • La reducción de emisiones generadas por la descomposición de la materia orgánica, mejorando la calidad del aire.
  • Es la única tecnología que consigue obtener huellas de carbono negativas, considerando la reducción de emisiones, la sustitución de combustibles fósiles, y el efecto de sumidero de carbono de los suelos agrícolas.
  • Contribuye a la recuperación de nutrientes mediante una gestión apropiada de los residuos orgánicos.
  • Es un generador de actividad en el medio rural, asentando población y creando empleos de calidad.
  • Ayuda al sector agrícola y ganadero a gestionar sus residuos de forma sostenible, produciendo biofertilizantes y generando su propia energía.